Wednesday, February 22, 2006

Entwurf: Schlusskritik.


Prácticamente todos mis esfuerzos en la universidad TUHH se han concentrado en la realización de la asignatura llamada Städtebaulicher Entwurf, es decir, Planeamiento Urbano. La cuestión a tratar este semestre era Swiss Urban Experiment: Zug. La intención de abordar un tema internacional estaba marcada desde el principio, ya que el título en inglés no se corresponde con los conocimientos lingüísticos del profesorado. La asignatura debía cursarse en alemán, por supuesto, aunque a mí me permitieron realizar las presentaciones públicas en inglés. Desde luego, para mí ha sido una experiencia internacional donde las haya: una española en Alemania, realizando un proyecto para Suiza bajo la dirección de profesorado italiano. Ha sido muy divertido, aunque agotador.

En fin, aquí presento los resultados de estos cuatro meses de trabajo. La entrega final no me ha dejado satisfecha, pero todo tiene sus plazos de entrega y hay que saber decir hasta aquí he llegado.

El proyecto de Zug, entrega final y maqueta final.


La primera lámina se llama Analyse, es el análisis de la situación actual, también llamado atlas morfológico:

1. localización de Zug en su contexto: nacional, en el corazón del país y en una posición privilegiada como nudo de comunicaciones, regional, y cantonal.
2. análisis de los elementos constituyentes de la morfología de la zona:
-elementos lineales: ferrocarril, canales y ríos y carreteras.
-elementos verdes o naturales: árboles y bosques, eras verdes, ya sean protegidas o agrícolas, y creación de un nuevo parque en el corazón de la ciudad.
-elementos arquitectónicos: Noli Plan o plano en negro, marcando los edificios existentes como elementos aislados, plan de las zonas edificadas en la actualidad y plan de las zonas edificadas en el futuro, tras seguir las diferentes etapas de definición y consolidación de la forma urbana.
3. análisis de las infraestructuras en el corazón de la ciudad: situación actual y soluciones para la creación de la nueva conexión hacia el norte.


La segunda lámina debería ser el Allgemeines Szenario, es decir, escenario general, pero en mi caso la idea general era tan amplia que requería muchas explicaciones y mucho más tiempo para ser desarrollada. Decidí saltarme las reglas y llamar a la lámina Process, puesto que en proceso estaba el desarrollo de la idea. Me pareció más interesante darle importancia a la evolución de la idea que al resultado final de la misma, ya que la adición de nuevas perspectivas fue lo que hacía de mi proyecto una maquinaria compleja, o eso intentaba. Tan compleja, que no pude terminar al nivel que yo hubiera deseado.

1. esquemas en negro: primeros análisis y localización de los temas que definirán el proyecto, paisaje, vistas, concepto de borde que defina un corazón verde para la ciudad, a medio camino entre lo urbano y lo paisajístico. Intención de aplicar las ideas referentes a la nueva percepción del espacio debido a la movilidad. Percepción desde un vehículo: a room with a view. Percepción desde el parque, consideración del espacio abierto como una habitación natural con ventanas al paisaje circundante, es decir, una inversión de los espacios.

2. sobre naranja, relación de referencias a otros proyectos que me han servido como modelo.

3. sobre gris oscuro, desarrollo en etapas de la consolidación de la ciudad: densificación, expansión en los bordes, expansiones futuras en zonas de reserva de suelo edificable.

4. sobre gris claro, lo más importante, el desarrollo de las ideas que configuran el proyecto, paso a paso, según fueron superponiéndose durante el proceso.

Es en este punto en el que se echa en falta un mayor desarrollo de la última etapa del proceso. Mi intención era desarrollar en una única lámina el último esquema donde se aprecian tres niveles de borde, en naranja, verde pálido y verdes oscuros fragmentados. Sinceramente, estoy planteándome desarrollarlo ahora, para satisfacción personal, como la llave que une las dos partes de mi presentación, ahora claramente fragmentaria e inconexa.

La lámina tercera debería haber sido el escenario detallado, a escala 1:500, con la planta baja de los nuevos edifcios para observar su relación de accesos con el espacio urbano; se llama Ground Level. Esta lámina fue la más costosa de hacer, dada la dificultad de desarrollo de mis edifcios, cada uno con una geometría distinta. Donde los demás hicieron copy-paste, yo pasé un infierno. Mea culpa, por no haberlo pensado antes.

Además, esta lámina está muy pálida, comparada con los colores intensos que suelo utilizar. Sin duda, fue por falta de tiempo, no por falta de intención.

La lámina cuarta también desmerece considerablemente de las dos primeras. Fue la última que monté, el mismo día de la entrega, con ayuda de Andi, porque yo no daba más de sí, y tanto la composición como los contenidos dejan mucho que desear. No tiene nombre, porque es un poupurri de informaciones diversas que no cabían en otra parte.

Por fin, la quinta lámina es la de detalles, Details, que debería haber sido la cuarta, porque el popurrí nunca debió haber existido. Como me curré mucho la planta baja y las tipologías de cada edificio, pensé que había que sacarle partido a mi posición de arquitecta entre urbanistas, utilizando para definir los edificios no sólo la planta de acceso, sino secciones y alzados, incluso planta tipo de vivienda, con sus variaciones si las hubiera.

La sesión crítica final fue un cúmulo de tensiones y cansancio que desquicia a la gente. El profesor Paolo Fusi gusta de invitar a las correciones públicas a personajes más o menos "importantes", para constituir un tribunal de profesionales ajenos a la asignatura, que aporten una visión externa de los proyectos, ya que tanto Fusi como nuestros asistentes están inevitablemente implicados en las soluciones propuestas. En este caso, los invitados fueron el embajador de Suiza en Hamburgo, el presidente del colegio de arquitectos de Hamburgo y el arquitecto municipal de la ciudad de Zug, máximo responsable de lo que sucede a nivel urbanístico en la ciudad.

Efectivamente, si la intención de Fusi era presionar y añadir tensión a la última entrega, lo consiguió. Tanto, que hubo gente que abandonó la clase llorando a medias de la presentación... Por mi parte, embajador de Hamburgo o rey de la conchinchina, me daba igual. Yo sólo quería terminar aquello y dormir, dormir, dormir...

Una semana después de la entrega final hice la maqueta. Tarde, para variar. Me costó sudor y un desmayo terminarla. Ese maldito sótano sin ventilación y ese plástico quemado no me sentaron nada bien. Vaya susto... Pero lo importante es que la maqueta estuvo lista para las fotografías que pretenden utilizar en una exposición que se celebrará en Zug en el mes de septiembre.

Se expondrán nuestros trabajos y se harán unas jornadas para analizar las soluciones viables para la ciudad de Zug. Me gustaría asistir, como colofón de todo este esfuerzo. ya veremos, igual me animo...








1 comment:

Coca said...

Nota final del proyecto: 2.7
Traducido al sistema español: 5'5

Insatisfactorio, desde luego.